lunes, 12 de marzo de 2007

Trabajando la cantera


El club de Atletismo Torrejoncillo, tras un bache organizativo y de captación, este año ha tomado la decisión de apostar nuevamente por la base. Tras una reunión de la junta directiva a principios de temporada, estudiando minuciosamente los pros y contras a los que se enfrentaba decidieron dar una vuelta de tuerca a su forma de actuar. La estrategia a seguir es la siguiente: El Club debe tener forma piramidal, es decir, los grupos más numerosos deben estar formados por los niños de más corta edad. De está forma se han creado difentes grupos de entranamiento. El grupo de benjamines-alevines, grupo de infantiles, cadetes y mayores.

El grupo que arriba aparece en la foto, son lo más pequeños, bejamines-alevines, formandos por niños/as entre 6 y 11 años. En este grupo, se ha conseguido que haya prácticamente paridad entre sexos, es decir, que haya tantas mujeres como hombres. El número de chavales que lo forman rondan la trentena. (Aunque el día de la foto no fueron todos).

El grupo de infantiles, 12 y 13 años, está integrado por un número menor de atletas, pero en esta categoría también se ha conseguido completar equipo tanto de hombres como de mujeres, un hito en el Club.

En la categoría cadete, se cuenta sólo con atletas masculinos, y no muy motivados, la verdad sea dicha. A principios de temporada empezaron participando pero se desincharon rápidamente. Su fuerte es el futbol sala. Esperemos que en este campo le salgan las cosas mejor.

Por último, hay un grupo ya establecido de muchos años de atletas mayores. Esta año nada más que podemos destacar a Jesús Martín Loreno, atleta juvenil, 14º en el último Campeonato de Extremadura celebrado en La Albura (Badajoz) y que Francisco E. Lázaro está saliendo de una lesión que le dura ya casi un año.

Pero si algo hay que destacar esta temporada, es la fuga de nuestros dos valores más preciados en este momento. Mario Mirabel Alviz y Pedro José Hernández Sánchez. Pedro ha marchado este año al Club Atletismo Plasencia y Mario Mirabel ya militó el año pasado en las filas del Club de Atletismo Navalmoral-Almaraz.
Este año,a finales de temporada el club mantendrá conversaciones con ambos para intentar recuperarlos y que lleven el nombre del pueblo por lo largo y ancho de la gregrafía española.