jueves, 7 de junio de 2007

MARIO UNDÉCIMO EN EL CAMPEONTATO DE ESPAÑA JUVENIL DE 3000 M.L.

Este fin de semana uno de nuestros atletas más ilustres tenía una de las citas más importantes de la temporada, el Campeonto de España de 3000 M.L. en pista al aire libre de la categoría Juvenil. En el título del artículo hemos reflejado el resultado final de su participación, pero hemos querido que él mismo nos contara, no sólo como ha sido la competición, sino que describiera como es un fin de semana de concentración para un campeonate de España: viaje, hotel, desayunos, compañeros....

Invitamos a Mario para que nos hiciera un pequeño diario de este fin de semana y este es el resultado. Gracias Mario y enhorabuena por la carrera deportiva que llevas.



CAMPEONATO DE ESPAÑA DE PISTA AL AIRE LIBRE
MALLORCA 2007


1/06/07
A las 7:30 de la mañana salí de Torrejoncillo hacia Plasencia. A los 10 minutos de estar allí nos llega la noticia de que el autobús lleva una hora de retraso, como casi siempre. A las 9:45 llegó el autobús y comenzó nuestro viaje hacia Madrid haciendo una parada breve en Navalmoral de la Mata para recoger a otros tres atletas. Allí en Navalmoral me encontré a Pedro “el indio” que me deseó suerte y me dio algunos consejillos. Alrededor de las 14h comimos en las afueras de Madrid y a las 17h montamos en el avión para que nos llevara a Palma de Mallorca. Llegamos a las islas sobre las 18h y nos dirigimos al hotel para recoger las acreditaciones. Más tarde fuimos a la playa para estirar las piernas después del viaje. Cuando anochecía volvimos al hotel para cenar y descansar ya que la competición era al día siguiente.

2/06/07
A las 7:30 de la mañana me levanté para ir a desayunar y coger el autobús hacía las pistas de atletismo y competir. Cuando llegamos a las pistas, después de media hora de viaje, me puse a pensar en como podría ser la carrera y las posibilidades con las que podría jugar, competía a las 11:25. Una hora antes de la misma me puse a calentar, primero con unos estiramientos y después me puse a correr durante 15 minutos. Con 15 minutos de retraso salimos a las pistas la tensión se mascaba entre los 18 participantes. A las 11:40 (con 15 minutos de retraso) el juez de salida hizo sonar su pistola para que comenzara la prueba estrella de la mañana. La carrera se inició lenta en un solo grupo y con mucho contacto entre los participantes. A falta de 2 vueltas un gallego se puso a tirar muy fuerte he hizo que me quedará en el corte. Tiraron 10 para adelante y yo me quedé cortado en el segundo grupo. Al final paré el crono en 9:21 lejos de mi mejor marca y en una undécima posición. Pero quedé con muy buen sabor de boca porque era mi primer nacional de pista al aire libre y obtener un 11º puesto es una buena experiencia, además quedé el segundo de mi año, porque también hay que reseñar que soy de primer año. Después de entrar en meta hice un descalentamiento suave y me senté a recuperar un poco lo perdido.

La tarde fue sosa en lo deportivo, ya que la selección extremeña no obtuvo ninguna medalla. La pasé hablando con gente de otras comunidades y haciendo nuevas amistades con personas de otras comunidades. La verdad que esto es una de las cosas más bonitas que hay, porque yo no conocía a nadie cuando llegué y cuando salí de vuelta el domingo conocía al menos a cuatro o cinco personas de cada comunidad.

Luego por la noche salimos por ahí a dar una vuelta y a conocer Mallorca ya que al siguiente día no teníamos que competir.

3/06/07
El domingo por la mañana fue parecido al sábado por la tarde ya que fue una jornada apática en lo que se refiere al atletismo extremeño.

Por la tarde del domingo a las 17h nos marchamos al aeropuerto dejando atrás un campeonato más. A las 19h cogimos el avión y volamos hasta Madrid. Ya allí comimos unos bocadillos y nos encaminamos hacia Navalmoral, que fue el primer sitio donde se bajó gente. A las 1h de la mañana llegamos a Plasencia donde nos esperaba el padre de un chaval de Coria para traerme al pueblo. Cuando llegué al pueblo me dirigí a casa para dormir y descansar todo lo posible.



Mario Mirabel Alviz